sábado, 22 de marzo de 2014

Ejercicios y orientaciones para mejorar tu concentración

Imagen de Michael Dales
¿A veces te pones a estudiar pero te das cuenta de que no te puedes concentrar? ¿Te despistas con facilidad y pasas el tiempo sin que realmente hayas estudiado nada y con la sensación de que no sabes qué has estado haciendo? ¿Te pasa incluso después de haber estado dos o tres horas “estudiando”? 

La falta de concentración puede deberse a pensamientos que hacen que te distraigas o a condiciones de tu entorno que te interrumpen (ruidos, llamadas, whatsapps, etc). 

Para estudiar con eficacia y tener tiempo para dedicarte a otras cosas es necesario que mejores tu concentración. A continuación tienes unas orientaciones y unos ejercicios que pueden ayudarte.

Antes de empezar a estudiar has de poner tu mente en "modo concentración" para ello te puede ayudar dedicar unos minutos (no más de 5 minutos) a realizar alguno de estos ejercicios antes de tu sesión de estudio:



 EJERCICIOS PARA ENTRENAR TU ATENCIÓN
  • Tacha todas las letras “a” (o cualquier otra) de un artículo de un periódico. 
  • Sigue con la mirada, sin mover la cabeza, el camino de un laberinto o la silueta de un dibujo.
  • Copia un párrafo (no muy largo) pero poniéndote el texto que vas a copiar del revés.
  • Dibuja la parte que falta de un dibujo al que le falta una mitad. 


  • Encuentra las diferencias entre dos dibujos:

  • Descifra un mensaje escrito con códigos. 

  • Trata de resolver acertijos de series numéricas como éste: 




Encontrarás algunos de estas actividades, y más, en la sección fichas para mejorar la atención del blog Orientación Andujar. 

También puedes hacer algunos de los ejercicios (la mayoría online) publicados en este blog bajo la etiqueta "atención"

Recuerda que este tipo de ejercicios te ayudarán a entrar en el nivel de concentración necesario para estudiar, cuanto más practiques, antes alcanzarás ese nivel.


 ORIENTACIONES PARA MEJORAR LA CONCENTRACIÓN AL ESTUDIAR
  • Ocupa en el estudio todo el tiempo programado, si te programas hora y media de estudio (contando el descanso) debes dedicarte a estudiar y repasar todo el tiempo, de esta forma tu estudio será mucho más eficaz y tendrás tiempo para dedicarte a otras cosas sin remordimientos.
  • Antes de ponerte a trabajar escribe las tareas que vas a hacer lo más concretamente posible (no vale poner estudiar mates, sino: repetir los ejercicios del tema 4 de mates, estudiar las fórmulas que hemos visto en clase, hacer el esquema del apartado 3 del tema de historia, etc).
  • Prográmate descansos, al menos 10 minutos cada 40 minutos de estudio. Aprovéchalos para merendar, ir al lavabo, estirar las piernas, mirar por la ventana a un punto lejano para relajar la vista, etc. No hagas nada que pueda despistarte en este momento, no es conveniente que en ese rato pongas la tele, chatees, navegues por Internet, conectes el móvil, etc. Aún no ha terminado tu tiempo de estudio, sólo te queda un poco más y ya podrás dedicarte a lo que quieras.
  • Piensa que la concentración es como una montaña: al principio es baja, luego es más alta y finalmente es otra vez baja. Por eso es necesario un pequeño descanso para volver a subirla.
  • Procura que tu mente no se tenga que dividir en dos o en tres; sólo estás estudiando y sólo tienes que centrarte en una cosa: lo que estás leyendo. Elimina las distracciones durante ese rato: apaga el móvil, cierra la sesión en tus redes sociales o apaga el ordenador si no lo necesitas para hacer las tareas.
  • No te pongas en una postura demasiado cómoda ya que así puede entrarte sueño. Tampoco es bueno que haga mucho calor en la habitación o que esté poco ventilada.
  • Si puedes, usa siempre la misma habitación y la misma hora para estudiar, así será más fácil que se convierta en un hábito más, algo que forme parte de tu rutina diaria.
  • Intenta resolver tus problemas antes de estudiar o aplázalos; tanto si son reales como si son internos (algún pensamiento sobre si has actuado bien con tal chic@, sobre si has sido muy exigente con tu amig@, etc.), intenta resolverlos antes (llamando a ese amig@, por ejemplo), si no puedes, entonces aplázalos para cuando haya terminado tu periodo de estudio.
  • No estudies todo el tiempo igual; es mejor que estés unos minutos subrayando, otros haciéndote un esquema, otros leyendo sólo por encima y otros (los últimos) viendo pasar el tema mentalmente pero de forma muy rápida, como si fuese una película.
  • No dejes para el final lo más difícil, siempre empieza por las tareas más difíciles (seguramente serán las que menos te gusten) debes aprovechar que al principio estás menos cansado y más concentrado, lo más fácil lo puedes hacer al final (ejercicios de copiar, estudiar una asignatura fácil, etc).
  • Anota las veces que te desconcentras. Aunque es difícil darte cuenta de que estás distraíd@, haz un esfuerzo, “revísate” de vez en cuando y anota las veces que estás distraído. También deberías hacerlo en el instituto para ver qué clases te cuesta más atender. Así, podrás comprobar tus progresos.
 

2 comentarios:

  1. Hola Mábel: Felicidades por tu trabajo en este blog y desde la cuenta Tuitorientador de Guardia. Acabo de recopilar en una entrada y en Storify los tuits de "Ayuda al estudio" de este trimestre: http://goo.gl/z4U4i2

    Un abrazo

    ResponderEliminar